Tendinopatía rotuliana: causas, síntomas, tratamiento y ejercicios.

La tendinopatía rotuliana o “rodilla del saltador”, es una lesión común derivada de la práctica deportiva. El exceso de carga para este tendón es un factor predominante en la aparición de la patología. Sin embargo existen otros factores (biológicos, metabólicos, hormonales, nutricionales, psicológicos…etc.) que pueden provocar la lesión.

En muchas ocasiones es diagnosticada como “tendinitis rotuliana”, que hace referencia a la primera fase inflamatoria del tendón o “tendinosis rotuliana”, indicando el proceso degenerativo de este mismo tendón.

Una vez conocido el diagnóstico, las causas que lo han provocado y los síntomas que el paciente refiere debemos ponernos en manos de nuestro fisioterapeuta de confianza para establecer un plan de tratamiento conservador.

aplicación bandas tendinopatia rotuliana

Causas que provocan una tendinitis rotuliana.

Las causas o factores contribuyentes a una lesión en el tendón rotuliano van a ser varias y, como hemos comentado anteriormente, no siempre son debidas a un patrón mecánico (siendo este el más habitual).

Las causas más comunes de tendinitis rotuliana son las siguientes:

Factores mecánicos

  • Sobrecarga repetitiva: Actividades que implican saltos, aterrizajes, desaceleraciones, cambios de dirección.
  • Técnica inadecuada: Gestos deportivos incorrectos.
  • Calentamiento insuficiente: Falta de preparación del sistema musculoesquelético para la realización de la posterior actividad.
  • Mala progresión: Aumentar drásticamente la intensidad, duración o frecuencia de la actividad.
  • Desequilibrio muscular o fallos en la activación: Descompensaciones entre musculatura agonista-antagonista y músculos sinergistas. Timing de contracción inadecuado. Fallos en la estabilización.
  • Descanso insuficiente: Volúmenes de trabajo altos sin tiempo de recuperación entre ejercicios/sesiones.

Factores biológicos

Envejecimiento y genética: El tendón tiene a perder sus propiedades viscoelásticas con el paso del tiempo y algunas personas genéticamente están más predispuestas que otras a lesiones tendinosas.

Factores bioquímicos

Circulación deficiente y desequilibrios hormonales.

Factores médicos

Enfermedades metabólicas (diabetes) y uso de medicación (fluoroquinolonas).

Factores nutricionales

Deficiencias nutricionales (vitamina C, vitamina D, colágeno…).

Factores psicosociales

Estrés o falta de sueño.

Factores sistémicos

Enfermedades inflamatorias crónicas.

Síntomas de la rodilla del saltador.

Los síntomas de una tendinopatía rotuliana pueden variar en función de la fase en la que se encuentre, siendo los más habituales:

  • Dolor anterior de la rodilla: Se localiza justo por debajo de la rótula, a punta de dedo. Puede estar afectado en su inserción en la rótula, en su inserción en la tibia o en el propio cuerpo del tendón. Suele aumentar con la puesta en tensión y a la palpación.
  • Rigidez: Especialmente por la mañana, en frío.
  • Inflamación y aumento de temperatura: Sobretodo después de la actividad.

Tratamiento para una tendinopatía rotuliana.

Desde el punto de vista de la fisioterapia la patología del tendón rotuliano va a venir determinada por la historia clínica, previamente realizada por el fisioterapeuta y el momento de evolución de la lesión.

En clínica de Evolution optamos por un tratamiento dirigido a la disminución del dolor mediante técnicas manuales, así como alta tecnología (diatermia y neuromodulación) y la gestión de la carga mediante ejercicios terapéuticos ajustados individualmente al paciente.

ejercicios fortalecer cuadriceps

Ejercicios y recomendaciones para el tendón rotuliano.

Nuestros fisioterapeutas, expertos en el tratamiento del dolor y en actividad física, son los responsables de elaborar un plan de trabajo activo adaptado al sujeto y al estadío de la tendinopatía presente.

Los ejercicios escogidos para la recuperación de una tendinopatía rotuliana irán enfocados a la mejora biomecánica y corrección de desquilibrios, flexibilidad y movilidad articular y fortalecimiento muscular.

Te dejamos dos guías de ejercicios que te serán de utilidad para estirar y movilizar la zona:

A continuación os dejamos un pequeño vídeo de un compañero de profesión que os puede ayudar en la recuperación, sin olvidar ponerte en manos de un fisioterapeuta deportivo para estudiar tu caso en concreto y alcanzar una rehabilitación óptima.

Deja un comentario